Los puntos a revisar en un vehículo antes de viajar

Antes de emprender un viaje en coche es recomendable revisar el vehículo para evitar imprevistos y viajar con seguridad, las averias en carretera ocurren por no haber hecho una diagnosis del vehículo antes del viaje.
Puntos a revisar

Se acercan las vacaciones y somos muchos los que utilizamos el coche para desplazarnos a nuestro destino vacacional, por este motivo a continuación os detallamos varios puntos del vehículo que deberíamos revisar siempre antes de realizar cualquier viaje en coche, así evitaremos imprevistos en carretera y viajaremos en óptimas condiciones.

Combustible: Procura salir a carretera con el depósito hasta su máxima capacidad, no te arriesgues a quedarte sin combustible a mitad de la carretera y sin saber a qué distancia te encuentras de la gasolinera más cercana.

Neumáticos: Todas los neumáticos deberán estar correctamente inflados de acuerdo con las especificaciones del fabricante. No olvides llevar la rueda de repuesto, y revisar que esté en buenas condiciones.

Frenos: Revisa que el depósito de líquido de frenos esté lleno y no hayan pérdidas. Prueba varias veces el pedal de freno antes de emprender tú viaje, si el pedal baja mucho o notas que no frena lo suficiente seguramente tengas que hacer un cambio de pastillas.

Seguridad infantil: Recuerda que los niños menores de 12 años jamás viajan en los asientos delanteros y si son menores de 10 años, debes utilizar los asientos y sillas especiales para que los niños viajen cómodos y de forma segura.

Sistema de refrigeración: Revisa el refrigerante antes de salir a carretera. Se recomienda cambiarlo por lo menos una vez al año para mantenerlo en condiciones óptimas.

Aire acondicionado: Revisa que funcione a la perfección, sobre todo si vas a un lugar donde el clima es extremo, demasiado calor o demasiado frío.

Motor: Si requiere de afinación o algún tipo de reglaje el motor de tú coche, deberás hacerlo antes de salir de vacaciones, para garantizar un mejor viaje en carretera.

Líquidos: Revisa todos los niveles de tu coche, fluido de la transmisión, aceite del motor, líquido de frenos y de la dirección hidráulica. Si tú coche está cerca de la fecha del próximo cambio de aceite, se recomienda que lo hagas antes de salir de viaje.

Luces: Revisa que funcionen correctamente las luces de freno, los intermitentes y los faros, para que disfrutes de buena visibilidad en caso de manejar por la noche y que los que van detrás de ti te vean perfectamente ya que son muchos los que no se dan cuentan que llevan luces fundidas en la parte trasera del coche y esto puede provocar colisiones en caso de frenazos bruscos.

Batería: La vida de una batería suele ser de unos dos años, así que si la batería de tu vehículo ha cumplido este periodo deberías revisar su carga y cambiarla si es preciso.

Documentación: Deberemos revisar que disponemos de toda la documentación pertinente del vehículo, recibo del seguro con toda la documentación de la compañía por si necesitáramos asistencia en carretera, toda la documentación del vehículo y siempre llevar algo de dinero en efectivo.

Cabe mencionar que para una mayor seguridad, en el supuesto caso que nos surgiera algún problema en alguno de los puntos mencionados acudiremos al taller para solventarlo. Es recomendable hacer la revisión anual unas semanas antes de salir de viaje, así cualquier problema en el vehículo podrá ser solucionado a tiempo y no nos perjudicará a la hora de empezar nuestras merecidísimas vacaciones.